Publicado el Deja un comentario

Ideas para conseguir que a tus hijos les guste la ciencia

Todos los niños, hasta los más pequeños, llevan dentro un pequeño científico. Son curiosos innatos, experimentan, juegan, y ¡así aprenden! Si en casa les ayudas, no te quepa duda que su interés aumentará.

Ventajas de la Ciencia en Casa

A partir de juegos y experimentos se puede hacer un gran trabajo en casa, que ayudará a los niños a desarrollarse más y, lo mejor, es que podrán aprender sobre temas de lo más variado.

Experimentar en casa complementa y amplia lo que aprenden en el colegio, sobre todo porque los exámenes ya no importan, practican con los materiales, y no han de preocuparse tanto por memorizar, y sí, por aprender.

Crecer en un entorno científico, es muy beneficioso para los niños, porque mejoran muchas capacidades, destrezas y competencias gracias a que se hacen preguntas, experimentan, explican su razonamientos, leen, y sacan conclusiones, se plantean nuevos puntos de vista o fomentan su pensamiento crítico.

Consejos Prácticos:

  • Menos es más: Céntrale en menos temas, pero trátalos en profundidad, así ayudarás a los niños a aprender más, que si abarcan muchos temas. Así que planifica las materias  o experimentos a aprender en el año (del cuerpo, ecología, insectos, magnetismo, plantas, volcanes, dinosaurios, el sistema solar…) y dedica tiempo a aprender cada uno de ellos, a través de libros, lapbooks o libros desplegables y experimentos.
  • ¡Manos a la obra!: Aunque escuchar una lección sobre los volcanes es interesante, sin duda, los niños necesitan experimentar y comprender cómo se produce la erupción de un volcán. Al hacerlo, podrá preguntar lo que no ha entendido, descubrirá curiosidades ¡es que no tiene nada que ver! Para ayudar a los padres, muchos juegos incluyen guías que te ayudan. No tienes por qué saber de todo, ¡aprende tú también y disfruta aprendiendo en familia!
  • Todos valen para las ciencias: ¿Esfuerzo o talento innato? Todos los niños nacen con una habilidad innata para hacerlo bien en ciencias, el que lo haga bien o no, depende más de las experiencias y de los pensamientos que el niño tenga y de lo que le transmitas, que de un supuesto talento innato para ello.
  • Rompe estereotipos: Un estudio americano-europeo reveló que los padres piensan que las ciencias son más difíciles y menos interesante para sus hijas que para sus hijos, e incluso a la hora de relacionarse con ellas, utilizan un lenguaje diferente reservando ciertos términos de ciencias a los niños. Así que de forma totalmente inconsciente, lo que pensamos sobre niños y niñas influye en la forma en la que se les presenta la ciencia. Ten cuidado porque esta actitud de los padres, puede influir en cómo los niños crean un estereotipo de ellos mismos. Así que, se consciente y ¡anima a las niñas!
  • Utiliza videos, programas y apps de ciencia: Lo ideal es descubrir a partir de experimentos o libros. Las imágenes en una pantalla, aunque no pueden sustituir las experiencias reales de los proyectos de ciencias, tienen un gran valor educativo porque enseñan e inspiran a los niños para querer aprender más.

No olvides planificar y decide qué temas quieres enseñar a tus hijos. La ciencia es amplia e interesante. Recuerda que hay muchos libros y juegos científicos que abren la mente de nuestros hijos. Ahora mejorar a tu hijo en su educación científica está al alcance de tu mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *