Publicado el Deja un comentario

Disfrutar de las actividades al aire libre con niños

Las vacaciones de verano son el momento ideal para realizar actividades al aire libre que desarrollen las habilidades motoras y sociales de nuestros hijos.  Salir de casa, respirar aire puro, correr, saltar, jugar… son actividades fundamentales para el desarrollo de los niños.

Con la llegada del verano dan ganas de salir, disfrutar del sol, de las buenas temperaturas y del merecido descanso tras muchos meses de rutina escolar. Es el momento de jugar al aire libre.

Los beneficios del juego al aire libre

Los niños se benefician muchísimo de las actividades al aire libre, pues no sólo les entretienen sino que además estimulan su inteligencia y su imaginación. Cuando un niño juega al aire libre se encuentra con grandes oportunidades para hacer amigos y, por tanto, trabajar sus habilidades sociales. No hay que olvidar, además, que el ejercicio físico es fundamental para los niños de todas las edades; les ayuda a liberar energía y tensiones, a mejorar su estado de salud y a mantenerse en forma.

Jugando al aire libre los niños utilizan todos sus sentidos, les motiva a ser activos y a hacer ejercicio, lo cual promueve un estilo de vida saludable. Cuando juegan al aire libre, los niños suelen preferir juegos físicos, que impliquen trepar, correr, deslizarse, columpiarse.En vez de sentarse a ver la televisión o jugar a la consola, tienen la oportunidad de explorar, descubrir y experimentar. Además, estar al aire libre despierta su curiosidad, les permite pensar más y hace volar su imaginación y creatividad. Las posibilidades del juego al aire libre son ilimitadas.

Es muy importante que los adultos participen en el juego al aire libre con sus hijos. De esta manera, les demuestran su interés por ellos y por lo que están haciendo. Además, es una gran oportunidad para que conocer sus gustos y aficiones.

Los niños nunca son demasiado pequeños para jugar al aire libre, incluso los bebés pueden jugar al aire libre siempre que estén supervisados en todo momento y que el medio ambiente sea seguro. Es posible encontrar en el mercado especializado una gran variedad de espacios: mantitas, parques de juegos…en los que hacer que nuestro bebé pueda disfrutar del aire libre con comodidad y seguridad.

Propuestas para la ciudad (parques, jardines, piscina…)

Cada vez son más las familias que pasan, al menos una parte del verano, en la ciudad. Esto no debe ser razón para que los niños se queden encerrados en casa jugando todo el día a la consola o viendo la televisión. Todas las ciudades tienen parques y jardines en los que los niños pueden disfrutar de juegos al aire libre.

La ciudad en verano es ideal para disfrutar de juegos que estimulen las habilidades motoras de los niños: montar en bicicleta, jugar a la pelota, saltar a la comba, andar en patines, etc. Separados de sus compañeros de colegio, es un momento perfecto para que los niños hagan nuevas amistades, se impliquen en juegos colectivos, que ellos mismos inventen y controlen.

Las ciudades también cuentan con un montón de piscinas a las que llevar a los niños. Ellos disfrutan como locos en el agua y tú puedes aprovechar a enseñarles a nadar o a perfeccionar su estilo. Lleva siempre en el bolso algún juego, un libro, unas cartas…con los que entretenerse fuera del agua mientras descansan.

Propuestas para el campo y la montaña

Pasar las vacaciones en un lugar de campo o montaña es ideal para fomentar en nuestros hijos el interés por la naturaleza.

Por la mañana, nada mejor como organizar una excursión por los alrededores. No olvides preparar una mochila con todos los materiales necesarios para explorar y descubrir los misterios de la naturaleza. Anima a tu hijo a montar una colección de rocas, piedras, minerales, hojas, flores… que luego al llegar a casa pueda clasificar y ordenar. Es un buen momento para aprender a plantar semillas y verlas crecer. Enseña a tu hijo a orientarse, con una brújula, mapas, siguiendo la salida y puesta de sol…

Por la tarde, es hora de relajarse jugando a algún juego de mesa. El enredos para toda la familia, un ajedrez bajo la sombra de un árbol, el dominó tradicional, una partida de cartas… Sin olvidar leer un libro, preparar un espacio para que el niño pinte el paisaje que ve, las flores y plantas que ha recogido.

Por la noche, los niños se volverán locos si preparamos una marcha nocturna con linternas. Cuando lleguéis a un lugar en el que os podáis tumbar a mirar las estrellas, y ayudados con telescopio, cartas celestes… descubrir las constelaciones, buscar estrellas fugaces, aprender a orientarse siguiendo la estrella polar.

Propuestas para la playa

La playa nos ofrece un montón de posibilidades de juego. El agua es el medio ideal para estimular la actividad física. Con colchonetas, tablas de corcho, barcas… los niños pueden pasar horas jugando, moviéndose, aprendiendo a nadar. La arena también nos ofrece un mundo maravilloso para dejar volar la imaginación y las habilidades manuales: construir castillos, excavar, dibujar… con las manos y la ayuda de un sinfín de herramientas y materiales específicamente destinados a trabajar la arena, los niños se entretienen y a la vez desarrollan sus destrezas.

El tiempo de descanso en la toalla podemos aprovecharlo para jugar a algún juego de mesa. No olvides llevar siempre en la bolsa de playa algún juego divertido y educativo, un parchís, un ajedrez, unas tres en raya, las cartas… Así, mientras descansa al sol o bajo la sombrilla, el niño continúa jugando y aprendiendo.

Es recomendable también fomentar la lectura durante estos ratos: llévales un cómic, un libro adecuado a su edad… para que aprovechen estos momentos de descanso en la arena.

En los días en los que sople el viento, les encantará aprender a volar una cometa.Jugar a las paletas es otra actividad divertida que puede hacer toda la familia en la playa.

Las vacaciones de verano son la ocasión perfecta para  divertirse, afianzar los progresos realizados durante el periodo escolar y desarrollar nuevas habilidades. No importa dónde pases tus vacaciones, siempre hay oportunidades para jugar y disfrutar al aire libre.

 

Deja una respuesta